Claves para el turismo rural post-Covid.

AMUNDSENAdministración Pública Comunicación Estrategia TurismoClaves para el turismo rural post-Covid.
11.05.2020 No Comments

Por Miguel Llopis. Responsable de Estrategia de Comunicación.

Ya es más que evidente que este verano los destinos turísticos se alimentarán del mercado nacional y que, aunque con restricciones y miedos, los ciudadanos quieren salir, moverse y disfrutar de un merecido desconfinamiento.

Al margen de las diferentes medidas que se están comenzando a adoptar por parte de los grandes destinos, todos los informes hacen esperar un vuelco hacia lo natural, el destino rural.

Hay varias cuestiones que deben ser tenidas en cuenta por los gestores de estos destinos, no siempre profesionalizados, si quieren atraer la parte correspondiente de viajeros. Vamos a ver algunos muy simples.

1.- Transmitir confianza.

Mostrando cómo se aplican las medidas de higiene. Se trata de establecer herramientas temporales de comunicación adaptadas a la situación en la que se tiene que explicar a los turistas qué y cómo se está haciendo para garantizar su seguridad. No puede haber vacíos informativos, sino que debe incluirse en esta plataforma toda la información sobre los diferentes recursos públicos y privados. Lo más sencillo y productivo es desviar a una nueva landing page específica todo el flujo de tráfico.

2.- Integrar a todo el sector.

Ya están a disposición de los profesionales diferentes guías con los protocolos recomendados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para las diferentes instalaciones turísticas (hostelería, casa rurales, balnearios, etc.). A pesar de que cada empresario es responsable de su negocio, en este momento es necesario que exista un compromiso y estrategia común, por lo que es recomendable crear un grupo de trabajo para facilitar la información a todos y establecer canales de cooperación entre los empresarios (por ejemplo, para adquirir material de seguridad, establecer medidas de desinfección, etc).

3.- Dar ejemplo es el mejor primer paso.

Hay que hacer un esfuerzo por poner en marcha los recursos turísticos públicos. Museos, patrimonio, rutas… deben abrirse al público con las medidas de seguridad oportunas y necesarias y, lo que es más importante, hay que poner a disposición del visitante la información de esas medidas para que se sienta seguro al realizar la visita y la disfrute.

4.- Comunicar con eficacia.

Estamos sumidos en un mar de información y la saturación va a hacer más difícil que llegue nuestro mensaje. Por eso es más necesario aún  dedicar un tiempo a establecer una estrategia ganadora, que defina con claridad el público, el mensaje y los canales más adecuados. Sólo así afinaremos el presupuesto y seremos eficientes en la inversión. Las restricciones de movilidad entre provincias van a ser un elemento a tener en cuenta en las selección del ámbito geográfico de las campañas, y a medida que se levanten habrá que ir modificando el foco de la estrategia.

En este proceso de comunicación tendrá un peso fundamental el desarrollo de la estrategia Online, claro, pero que quede también claro que no se trata de programar unos anuncios en facebook. Hay mucho trabajo que hacer para lograr una buena conversión.

5.- Ser diferentes. Ser alegres

No me canso de decirlo. Todos y cada uno de los pueblos de España tienen una Iglesia. Prácticamente todos, una ermita. Salvo que sean una auténtica joya arquitectónica, no nos hará ganar visitantes. El público quiere experiencias completas, que bien pueden incluir una ermita, pero no van a desplazarse al destino sólo por eso. Hay que buscar la diferencia y convertirla en el eje de la comunicación y del atractivo.

No todos los pueblos pueden ser los pueblos con más encanto. Pero pueden intentar ser los más alegres, los más acogedores, los que mejor reciben a los turistas. ¿es tan difícil ser original?. ¿podemos pensar en una decoración efímera para diferentes épocas?. Viajando por Francia he podido comprobar que la belleza de sus pueblos está muchas veces ligada a un pequeño esfuerzo de vecinos y gobernantes por marcarse un punto a favor de los turistas. ¡No seáis muermos!. ¡Sorprended! (de esto hablaremos en otra ocasión, porque es algo que me preocupa).

6.- Fidelizar a través de la atención excelente

Ninguna campaña puede igualar el valor de una buena recomendación. El turista recomienda el destino en el que ha disfrutado, ha sido bien tratado y ha recibido un gran valor por su dinero. Eso es responsabilidad de todos, pero el gestor es quien tiene la obligación de establecer un modelo de servicio -empezando por los recursos públicos-, y de conseguir que el visitante se marche con ganas de volver. En demasiadas ocasiones he tenido la desgracia de recorrer destinos rurales y encontrarme con lugares cerrados, falta de información sobre horarios de apertura o realidades que se alejaban mucho de las ofertas encontradas en la web del municipio.

Hoy en día hay muchas herramientas para aprovechar la tecnología y ofrecer información actualizada al instante sobre cada recurso del destino. Vale la pena invertir en ellas para que el turista tenga una buena experiencia.

 

 

 

 

Post your comments here

Your email address will not be published. Required fields are marked *