18.12.2015 No Comments

¿Por qué Amundsen?

Ser el primero nunca es fruto del azar o la suerte.

Ser el primero nunca es fruto del azar o la suerte.

¿Y por qué no? Es un bonito nombre, con una historia digna de ser leída, y que resume y refleja el espíritu con el que arrancó su andadura esta empresa.

En 1911, Roald Amundsen, a bordo del Framm, llegaba al continente Antártico para conseguir lo que nadie había logrado. Scott ya estaba allí. Eran dos hombres apasionados, pero con diferentes modos de ver el mundo y de entender la aventura del descubrimiento. Para el inglés, la conquista del Polo Sur era prácticamente una cuestión de orgullo nacional. No se podía entender que Inglaterra, la Gran Bretaña, perdiera su primacía, que ya estaba en duda por la aparición de los advenedizos norteamericanos. Para Amundsen era otra cosa. Noruega era una tierra de marinos y de emigrantes que a pesar de su historia no contaba demasiado. Buscaba un puesto en el concurso internacional. Roald Amundsen estaba dispuesto a proporcionarlo. Era ambicioso e inteligente. Llevaba tiempo buscando un descubrimiento con el que encumbrar a su país y a su persona. El Polo Sur era la elección lógica, y preparó su expedición bajo una planificación digna de ser tenida en cuenta, como veremos.

Scott era militar. Amundsen, marino. Uno y otro prepararon sus expediciones según su experiencia, personalidad y modo de entender el mundo. El inglés sometió todo a la disciplina acostumbrada en el ejército y a su modelo de planificación logística. Lo que era bueno para una campaña militar era bueno para alcanzar el Polo Sur. Cargó ponis siberianos, toneladas de forraje y pesados trineos. Se vistió con lana y chaquetones encerados Barbour. Amundsen estudió el modo de vida del pueblo inuit, su comida, su vestimenta y su manera de desplazarse para aplicarlo en su larga caminata hacia el Polo. Llevó perros y trineos ligeros, comida seca y trajes de piel de foca.

La empresa AMUNDSEN trabaja en equipo y ofrece servicios de estudios, estrategia, planificación y comunicación.

La filosofía de Roald Amundsen está presente en nuestro ADN: trabajo en equipo, análisis, estrategia y planificación son fundamentales para obtener el éxito.

El resto es historia. Amundsen cumplió su objetivo y regresó con su equipo. Llegó gracias a los perros, los trineos, el cálculo de peso y de comida… Lo consiguió gracias a una adecuada investigación previa, una buena planificación y una correcta ejecución. El final de Scott lo conocemos todos gracias a la canción de Mecano. A pesar de ser el paradigma del orgullo y el honor, la realidad es que una mala planificación, una nula investigación y un exceso de soberbia acabaron con su vida y con las de sus compañeros.

Nosotros queremos ser como Amundsen. Creemos en los retos. Nos gusta la superación. Somos un equipo con toda la experiencia necesaria para llevar adelante esta expedición y compartirla con nuestros clientes. Emprenderemos con ellos cada aventura con el objetivo claro de llevarla a buen fin. Y lo haremos sabiendo que tenemos la estructura para conseguirlo. Por eso, Amundsen Estrategia y Comunicación S.L. se levanta sobre tres áreas de trabajo lógicas en el terreno del marketing. La primera, dedicada a la investigación y la elaboración de estudios. La segunda, aplicando la información obtenida para planificar una estrategia adecuada. La tercera, desarrollando y ejecutando las acciones de comunicación y relaciones públicas oportunas. Todo ello enfocado a obtener los mejores resultados para empresas, administraciones públicas y organizaciones profesionales en su lucha diaria para mejorar su competitividad y su posición en el mercado.

Nosotros no somos nuevos en esto. Amundsen sí lo es. Un aire fresco venido del Sur.

Post your comments here

Your email address will not be published. Required fields are marked *